Valeriana para perros: ¿funciona?

Si su perro se aterroriza durante las tormentas eléctricas o se pone ansioso cuando se queda solo en casa, usar valeriana puede ofrecerle alivio. Es un suplemento de hierbas con cualidades sedantes suaves que los seres humanos han utilizado tradicionalmente para aliviar el insomnio, el estrés y la ansiedad. Los veterinarios también la suelen recomendar para los perros ansiosos.

¿Existen riesgos por usar valeriana en perros?

El uso de valeriana no está exento de riesgos. Hay que vigilar los efectos secundarios, especialmente si su perro toma otros medicamentos o suplementos. Y como los perros son distintos unos de otros (al igual que nosotros), puede que no funcione tan bien en el suyo como en el de su vecino.

Antes de invertir en un frasco de comprimidos o jarabe de valeriana, es importante conocer lo esencial: ¿Son seguros los suplementos de valeriana? ¿Tienen efectos secundarios? ¿Y funcionan? Como expertos vamos a entrar a valorar la utilidad de la valeriana para tratar la ansiedad en los perros. Por supuesto, debes consultar tu veterinario habitual sobre cualquier suplemento antes de dárselo a tu mejor amigo.

La ciencia detrás de la valeriana

Los suplementos de valeriana, disponibles en forma de tés, gotas, cápsulas y más, están hechos de Valeriana officinalis, una planta con flores originaria de Europa y Asia.

La raíz de la plante de valeriana es conocida por sus cualidades sedantes, y se utiliza para aliviar el insomnio y la ansiedad, o también para controlar las convulsiones. Funciona de forma similar a las benzodiazepinas, una clase de fármacos que incluye nombres de medicamentos conocidos como Valium y Xanax.

Los investigadores no están seguros de cómo funciona la valeriana, pero creen que puede aumentar la cantidad del neurotransmisor ácido gamma-aminobutírico (GABA) en el cerebro. Se cree que la raíz de valeriana actua bloqueando las transmisiones nerviosas entre las neuronas que estimulan la actividad cerebral. Por lo tanto, el GABA tiene un efecto calmante.

Las pruebas de los efectos sedantes y reductores de la ansiedad de la valeriana en humanos no son concluyentes. Y en perros, los estudios son inexistentes. Todas las recomendaciones para el uso de la valeriana en medicina veterinaria se concluyen a partir de estudios en humanos y pequeños mamíferos, o se basan en pruebas anecdóticas.

¿Debo dar a mi perro valeriana?

A pesar de la falta de pruebas sólidas, muchos veterinarios recomiendan dar a los perros extractos de raíz de valeriana para la ansiedad, la sedación y la mejora del sueño. Las condiciones específicas en las que se puede recomendar la raíz de valeriana incluyen las fobias al ruido (incluyendo tormentas eléctricas, fuegos artificiales y disparos), la ansiedad por separación, las visitas a la consulta del veterinario, los viajes, los paseos con perros agresivos o cuando se reciben grandes grupos de personas en casa.

Aunque no existen estudios de seguridad de la raíz de valeriana para perros, en general, se considera una hierba segura. Pero hemos de tener en cuenta que los perros no son personas y que no existen estudios científicos de su uso en estas mascotas.

Si le da valeriana a su perro, vigile los síntomas como la somnolencia o el letargo. La hierba puede interactuar con los anestésicos, por lo que no debe administrarse en las dos semanas anteriores a un tratamiento veterinario o una cirugía. También puede interactuar con medicamentos sedantes o antiepilépticos, haciéndolos más potentes. Los medicamentos antifúngicos, en particular, pueden tener mayores efectos secundarios cuando se usan con valeriana.

Además, hemos de tener en cuenta que si la mascota tiene ansiedad lo suficientemente grave como para que se haga daño a sí misma o a los demás, es posible que se requiera medicación y no baste simplemente con valeriana. Si el perro sufre convulsiones que no pueden ser controladas, la ayuda necesaria vendrá en base a medicación anticonvulsiva prescrita por el veterinario.

La valeriana no es milagrosa. Por ejemplo, en los animales los problemas de sueño suelen estar relacionados con algún otro problema de salud que será necesario detectar si se le quiere poner remedio. Para calmar la ansiedad, nunca se recomienda usar una hierba o un fármaco si el propietario de la mascota no entiende que, al mismo tiempo, es necesaria una terapia de modificación del comportamiento al mismo tiempo.

Cómo dar valeriana a un perro

Aunque consideremos que la valeriana es segura, lo recomendado es que se ponga en contacto con su veterinario antes de dársela a su mascota. Aparte de las posibles interacciones con otros fármacos y los problemas de salud individuales del perro, la dosificación puede ser complicada, y potencialmente peligrosa si se administra de forma incorrecta.

El rango de dosis para el uso de este complemento depende del nivel de ansiedad o estrés del perro. E incluso puede ser necesaria una dosis menor de lo habitual si el perro está tomando otra medicación para la ansiedad o la sedación. La dosis recomendada de raíz de valeriana seca para un perro es de entre 1 y 7,5 gramos, y para los jarabes y líquidos es de entre 7 y 15 mililitros.

Aun así, volvemos a recordar, ninguna de estas dosis se ha establecido mediante ensayos clínicos. Todo son conjeturas en este momento. Quizás, en breve, laboratorios especializados puedan dar más información acerca de su dosificación y empleo recomendado tras realizar pruebas experimentales.

La dosificación también dependerá de la forma de empleo de la valeriana (cápsulas, gotas o raíz seca entera), pero en términos generales debe administrarse de tres a cuatro veces al día en pequeñas dosis comenzando unos días antes del evento que provoque la ansiedad.

También puede considerar el empleo de valeriana como sólo una parte del plan de tratamiento de su perro. El objetivo es mejorar la calidad de vida de la mascota a través de la reducción del estrés y la ansiedad. En muchos casos, un suplemento herbario o nutricional no es suficiente. Un politratamiento o uso de múltiples dosis bajas de medicamentos y suplementos, puede proporcionar un mejor y más seguro resultado para el perro.

En conclusión, un suplemento de valeriana puede ser una buena opción para ciertas situaciones que provoquen ansiedad al perro, como las visitas al veterinario, las tormentas eléctricas y los viajes. Esté abierto a acompañar el uso de valeriana con ejercicios de modificación del comportamiento y/o junto a otras hierbas, suplementos nutricionales y medicamentos. Comience por hablar de la suplementación con el veterinario de su perro e invierta en una marca de confianza. Si se utiliza correctamente, la raíz de valeriana puede una ayuda valiosa para calmar la ansiedad de su perro.

Más de este autor:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos relacionados

Lo más nuevo

El asma en los perros

Los perros jadean de forma natural cuando tienen calor o están fatigados. Pero hay que tener cuidado y estar atentos a las pistas que...

Valeriana para perros: ¿funciona?

Si su perro se aterroriza durante las tormentas eléctricas o se pone ansioso cuando se queda solo en casa, usar valeriana puede ofrecerle alivio....

A mi perro no le gustan los otros perros ni las personas

Si existen personas que no se sienten cómodas en los espacios cortos junto a otras personas, ¿por qué un perro debe ser siempre amigable...