Vacuna contra la enfermedad de Lyme en los perros

Hay dos tipos de vacunas para perros: las vacunas esenciales y las no esenciales.

Las vacunas esenciales, como la de la rabia y el moquillo, son necesarias para mantener a su perro protegido de algunas enfermedades graves y potencialmente letales.

Las vacunas no esenciales, o de estilo de vida, pueden ser recomendadas por un veterinario en función del estilo de vida o el estado de salud de su perro. Una de las llamadas vacunas no esenciales es la vacuna contra la enfermedad de Lyme para perros.

¿Qué hace la vacuna contra la enfermedad de Lyme?

La vacuna contra el Lyme ayuda a prevenir esta enfermedad en los perros. Se trata de una infección bacteriana que se transmite por la garrapata negra (también conocida como ciervo o Ixodes) que suelen vivir en los bosques y las hierbas altas en muchas partes del país.

Esta vacuna es necesaria para los perros muy expuestos a las garrapatas. Las correas anti pulgas son un producto puntual que mata las garrapatas pero, combinándolos con la vacuna contra el Lyme su efectividad aumenta en gran medida.

¿Qué perros tienen más riesgo de contraer la enfermedad de Lyme?

He aquí algunas cosas que hay que tener en cuenta a la hora de decidir si debe vacunar a su mascota contra la enfermedad de Lyme:

Su lugar de residencia

Existen zonas con una mayor exposición a la enfermedad de Lyme en perros. En España se conoce su presencia en gran parte del territorio excepto en la costa mediterránea, con especial presencia en el centro y norte peninsular.

Sin embargo, la enfermedad se está extendiendo y hay que prestar especial atención a las zonas boscosas de hoja caduca.

En la actualidad, alrededor de un 5% de los perros que se someten a las pruebas para conocer si han contraído la enfermedad de Lyme dan positivo, y pueden residir prácticamente en cualquier punto de la geografía española.

La cantidad de tiempo que su perro pasa al aire libre

Los perros que pasan más tiempo al aire libre o que están expuestos regularmente a zonas boscosas tienen un mayor riesgo de sufrir una infección. Este grupo es el principal beneficiado de la vacuna contra la enfermedad de Lyme.

Eso no significa que las mascotas que viven en las capitales o en su periferia no deban recibir la vacuna, aunque probablemente tengan un riesgo menor, siempre y cuando estén al día respecto a las medidas de protección básicas y mantengan una higiene adecuada.

Por qué debe seguir usando la prevención contra pulgas y garrapatas

Aunque vacunar a su perro contra la enfermedad de Lyme puede reducir el riesgo, no significa que tenga una protección total. Todavía tiene que mantener a su perro utilizando los sistemas de protección habituales contra las pulgas y garrapatas.

La vacuna de Lyme para perros no es infalible

La vacuna no es 100% efectiva, pero está comprobado que se ve un menor número de perros que dan positivo en las pruebas de exposición a la bacteria que causa el Lyme desde el momento en el que empiezan a llevar la vacuna.

La vacuna contra el Lyme no puede sustituir a un buen control sobre las garrapatas porque no es completamente eficaz para prevenir la enfermedad de Lyme, y no hace nada para proteger contra las muchas otras enfermedades transmitidas por estos insectos, como la ehrlichiosis, por ejemplo.

Los perros que permanecen casi siempre en interiores pueden contraer garrapatas y la enfermedad de Lyme

Tampoco deje de lado la prevención contra pulgas y garrapatas sólo porque su perro se quede en casa. En muchas ocasiones se ha diagnosticado una infección clínica de la enfermedad de Lyme (que incluye fiebre, cojera y letargo) en perros que sólo salen al exterior para «hacer sus necesidades» y pasan el resto del tiempo dentro de casa. Las garrapatas pueden entrar en casa a través de los humanos y otros animales domésticos.

Medicamentos para pulgas y garrapatas de venta libre frente a los de venta con receta

Entonces, ¿qué constituye un buen control de las garrapatas? Un producto recomendado por su veterinario. Muchos preventivos contra pulgas y garrapatas requieren una receta, por lo que los veterinarios son los que deciden si su perro debe recibir la medicación y la dosis adecuadas.

Aunque algunos productos de venta libre para el tratamiento de las pulgas y garrapatas de los perros funcionan bien, siempre tiene que informar a su veterinario de confianza de qué productos utiliza para valorar si es lo más adecuado para su perro.

Independientemente del tipo de medicina preventiva contra pulgas y garrapatas para perros que elija, lo que es muy importante es que se utilice durante todo el año. Las garrapatas pueden permanecer activas durante los meses de invierno, por lo que es muy importante mantener a su mascota protegida.

Además, no se sorprenda si sigue viendo alguna garrapata en su amigo peludo incluso con protección. Algunos productos no pueden repeler todas las garrapatas (una buena razón para hacer comprobaciones de garrapatas después de salir al exterior), pero sí matan a los insectos antes de que tengan la oportunidad de infectar a su perro.

Sin embargo, si encuentra un número significativo de garrapatas vivas y adheridas a su perro, hable con el veterinario sobre métodos de control de garrapatas más agresivos.

Su veterinario decidirá si la vacuna contra el Lyme es adecuada para su perro

Su veterinario es el mejor recurso para decidir si su perro es un buen candidato para la vacuna contra el Lyme. Por lo tanto, antes de solicitar esta vacuna, hable con él sobre el estilo de vida de su mascota y el nivel de riesgo que tiene a contraerla.

Las mascotas que han sido tratadas por la enfermedad de Lyme en perros probablemente deberían recibir la vacuna, pero no si la enfermedad causó daño renal. El veterinario comprobará la orina del perro para ver si hay cantidades excesivas de proteínas antes de administrar la vacuna.

Si hay cantidades anormales que se cree que puedan ser causadas por la enfermedad de Lyme, su cachorro debe omitir la vacuna para evitar teóricamente que se produzca más daño renal.

La mayoría de los perros no tendrán efectos secundarios con esta vacuna, y si los tienen, son leves, como sensación de cansancio o dolor en el lugar de la inyección. Pero, si su perro tiene un historial de reacciones graves, coméntelo con su veterinario.

Más de este autor:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos relacionados

Lo más nuevo

Cómo elegir un criador de perros adecuado

¿Está buscando un cachorro de pura raza? Elegir el criador adecuado es el primer y más importante paso. Recuerde que un cachorro sano es...

Vacuna contra la enfermedad de Lyme en los perros

Hay dos tipos de vacunas para perros: las vacunas esenciales y las no esenciales. Las vacunas esenciales, como la de la rabia y el moquillo,...

¿Cuánto cuesta una limpieza dental para perros?

Muchos cuidadores de mascotas no se dan cuenta de que una gran parte del bienestar de su perro es su salud dental. A la...