Icono del sitio Grandes Perros

Cómo evitar que un perro lo muerda todo

perro mordiendo objetos

Cuando un nuevo cachorro llega a la familia, una cosa para la que la mayoría de los cuidadores primerizos no siempre están preparados es cuando el perro lo muerde todo. Es algo que sucede por igual con los cachorros cuando empiezan a tener mayor vitalidad como en aquellos que han adoptado un perro adulto que mastica sin parar.

Y puede ser súper frustrante cuando el nuevo miembro peludo de la familia decide convertir sus zapatos, muebles o artículos domésticos en sus propios juguetes de perro para masticar.

Así que cuando se trata de averiguar cómo evitar que un cachorro muerda o cómo evitar que un perro adulto muerda, puede ser difícil encontrar las estrategias mas efectivas sin frustrarse en el camino.

Al centrar su atención en eliminar las oportunidades de masticar inadecuadamente, ser consecuente y proporcionar juguetes adecuados para perros, puede ayudar a su perro o cachorro a encontrar otras vías para entrenar su mordida.

Aquí hay ocho cosas que los cuidadores pueden hacer para lidiar con los hábitos de masticación inadecuados tanto de perros como de cachorros.

Estar atentos y anticiparse.

Esto es bastante simple y básico. Tal y como lo haría con un bebé humano, vigile siempre a su cachorro o perro para protegerlo de su propia curiosidad y del deseo de meter todo en su boca para morderlo.

Contener la situación.

Si tiene que dejar a su perro solo, es mejor mantenerlo en un lugar cerrado. Ya sea durante una parte más larga del día o sólo por un rato (como una visita al supermercado), utilice una jaula para perros amplia o, si su cachorro no puede estar en una jaula, seccione una pequeña habitación de su casa en la que tenga la posibilidad de instalar puertas para perros. Esto limitará su acceso a objetos que pueda morder y que no deseemos que destroce. Además, también le ayudará en sus primeros pasos de entrenamiento para ir al baño.

Tengan en cuenta que los cachorros tienen un «tiempo de espera» limitado. La edad de su cachorro en meses se traduce aproximadamente en cuántas horas puede ser privado de movimientos libres, por lo que un cachorro de tres meses puede estar en un lugar cerrado no más de unas tres horas.

Los cachorros suelen empezar a morder cosas porque están solos y aburridos. Y como no discriminan en términos de lo que mastican, un perro que no controle este impulso puede meterse en muchos problemas, o incluso hacerse daño.

El área donde confine a su mascota debe estar libre de objetos que pueda masticar, excepto aquellos juguetes mordedores que hayan sido elegidos específicamente para su edad.

Dejar presencia de olor.

Si tiene que dejar a su perro solo en casa por periodo de tiempo prolongado, cuando manipule algún juguete favorito o un hueso artificial con sus manos le transferirá su olor y esto ayudará a calmarlo.

También es importante evitar hacer una despedida emocionalmente intensa para que su cachorro no responda con ansiedad (es decir, ansiedad por separación), lo que puede llevar a lloriqueos, ladridos y otras conductas destructivas.

Muchos cuidadores de cachorros también han descubierto que dejar la radio encendida a bajo volumen (con música tranquila y relajante de fondo) ayuda a calmar a un perro ansioso.

Guardar todo lo que un perro pueda masticar.

Debe guardar todas las cosas que su perro pueda meterse en la boca. Incluso las cosas que parecen estar fuera de su alcance pueden ser atrapadas por un perro ágil e inteligente.

Esto incluye zapatos, juguetes de niños (especialmente juguetes pequeños con los que el perro se pueda ahogar), ropa y complementos (especialmente calcetines y ropa interior), bolsas de plástico, cubos de basura, envases de medicinas, carteras y bolsos, suplementos alimenticios, plantas… casi todo.

No permita nunca que un perro entre en el baño sin supervisión, ya que hay muchas cosas peligrosas que podrían suponer un riesgo para él, como los productos de limpieza. También hay objetos allí que no querrás que mastique y que se desparramen por toda la casa. Lo más habitual suele ser el contenido de la papelera o basura del wc y también rollos de papel higiénico.

También debe tener cuidado de guardar objetos de valor como joyas en un lugar seguro al que no pueda acceder un perro. Lo mejor es un armario cerrado, un cajón de la cómoda o un gabinete.

Elegir sabiamente los juguetes para perros.

Sólo compre juguetes masticables para perros que hayan sido diseñados pensando en la seguridad del animal.

Muchos juguetes de felpa para perros tienen piezas que se pueden caer o masticar y se convierten en un objeto con gran riesto de producir asfixia. Un perro puede masticar y tragar fácilmente muchos juguetes y la práctica totalidad de ellos conllevarán una visita de urgencias al veterinario.

Los huesos de nylon son geniales porque son duraderos, seguros y no dañan los dientes.

En el caso de los juguetes de goma, asegúrese de que no puedan ser triturados en pedazos que su perro pueda tragar. Estos pueden causar, además de asfixias, trastornos intestinales.

Asegúrese de elegir un juguete apropiado para su edad y que sea duradero. Y siempre debe reemplazar cualquier juguete que comience a desarmarse o alcance un tamaño que pueda ser tragado.

Interrumpir y desviar.

Cuando encuentre a su perro masticando un objeto inapropiado, interrúmpalo y luego desvíe su atención a un objeto que sí sea apropiado para que lo mastique. Elogie a su perro por morder el objeto apropiado.

Ejercicio diario.

Hacer el ejercicio diario apropiado para la edad y la raza de su perro le ayudará a evitar que se aburra. También le ayuda a quemar parte de su energía.

El aburrimiento y los altos niveles de energía son algunas de las razones más comunes del comportamiento destructivo de los perros.

Salir de la versión móvil