El frío en los perros

No es ningún secreto que el ejercicio habitual y la estimulación mental al estar al aire libre son claves para mantener a nuestros perros sanos y felices, pero ¿qué debemos hacer cuando hace frío afuera? ¿Cuándo los riesgos de pasar tiempo a bajas temperaturas superan a los beneficios de estar al aire libre? Echemos un vistazo a los peligros asociados al clima invernal y cómo podemos seguir disfrutando con seguridad de paseos y juegos al aire libre con nuestros perros durante las épocas más frías.

No todos los perros se comportan igual ante el frío

Los perros, como las personas, tienen distintas sensaciones en cuanto al frío en función de sus características individuales. Una temperatura exterior que se siente muy agradable para un perro puede enviar a otro en busca de refugio. ¿Cuáles son las variables que afectan a la respuesta de los perros ante el frío?

El tipo de pelo

Los perros con pelaje grueso de doble capa tienden a ser los más tolerantes al frío (piense en los Huskies siberianos, los Terranova o los Samoyedos). En la mayoría de los casos, estas razas se han desarrollado en climas del norte y también pueden tener otros atributos anatómicos, fisiológicos o de comportamiento que les permiten prosperar cuando hay temperaturas por debajo de lo habitual. Por otro lado, los perros que tienen un pelaje excepcionalmente fino (por ejemplo, los galgos y los Xoloitzcuintli) son los que más sufren con el frío.

Color del pelaje

En un día claro, los perros negros, marrones u otros perros de pelo oscuro pueden absorber cantidades significativas de calor de la luz solar, manteniéndolos más calientes en comparación con sus hermanos de pelaje claro.

Tamaño

Los perros pequeños tienen una mayor relación superficie/volumen. En otras palabras, los perros más pequeños son los que tienen más piel (en relación con su organismo) a través de la cual perder el calor. Por lo tanto, los perros pequeños se enfrían más fácilmente que los perros grandes… en igualdad de condiciones.

Peso

La grasa corporal es un buen aislante. Los perros más delgados tienden a enfriarse más rápido que sus homólogos más pesados. Dicho esto, los riesgos para la salud de tener sobrepeso superan con creces cualquier beneficio, así que no engorde a sus perros durante los meses de invierno en un intento equivocado de protegerlos del frío.

Acondicionamiento

Todos hemos experimentado esto. Con una temperatura de quince grados la sensación de frío es alta en octubre, pero después de un largo y frío invierno, un día de quince grados en abril puede hacer que incluso nos tengamos que quitar algo de ropa. Los perros que están acostumbrados a las bajas temperaturas las sobrellevan mucho mejor que las mascotas que no lo están.

Edad y salud

Los muy jóvenes, los muy viejos y los enfermos no son tan capaces de regular su temperatura corporal en comparación con los perros sanos en la flor de la vida, y por lo tanto necesitan una mayor protección contra el frío.

El frío para un perro no sólo depende de la temperatura

La temperatura que registra un termómetro no es el único factor ambiental que afecta a la forma en que los perros sienten el frío. Hay otros factores que no deben de olvidarse a la hora de pensar en protegerles.

Viento frío

Un viento fuerte puede levantar rápidamente el pelaje de un perro y disminuir en gran medida su capacidad de aislarle y protegerle contra las temperaturas frías.

Humedad

Lluvia, nieve, niebla espesa, ir a nadar… cualquier forma de humedad que empape el pelo puede enfriar rápidamente a un perro aunque la temperatura del aire no sea tan fría.

Nubosidad

Los días nublados tienden a ser más fríos que los días soleados ya que los perros no pueden exponerse al sol y calentarse.

Actividad

Si los perros son muy activos mientras están paseando pueden generar el suficiente calor corporal necesario para mantenerse cómodos incluso si la temperatura es bastante baja.

Guía de temperaturas frías para perros

En general, las temperaturas frías no deberían ser un problema para la mayoría de los perros hasta que bajen de los 10ºC, momento en el que algunos perros con aversión al frío podrían empezar a sentirse incómodos. Cuando las temperaturas caen por debajo de los 0ºC, los propietarios de perros de razas pequeñas, perros con pelaje fino y/o perros muy jóvenes, viejos o enfermos deben prestar mucha atención al bienestar de su mascota. Una vez que las temperaturas caen por debajo de los -10ºC, todos los dueños deben ser conscientes de que sus perros podrían desarrollar problemas de salud relacionados con el frío, como hipotermia y congelación.

La mejor manera de controlar a los perros cuando hace frío es vigilar su comportamiento. Si nota que su perro tiene comportamientos tales como temblores, se pone ansioso, gemidos,, busca lugares cálidos o levanta una o más patas, es hora de de volver a casa y protegerlo mediante abrigo. No hacerlo puede poner en riesgo su estado de buena salud.

Más de este autor:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos relacionados

Lo más nuevo

El asma en los perros

Los perros jadean de forma natural cuando tienen calor o están fatigados. Pero hay que tener cuidado y estar atentos a las pistas que...

Valeriana para perros: ¿funciona?

Si su perro se aterroriza durante las tormentas eléctricas o se pone ansioso cuando se queda solo en casa, usar valeriana puede ofrecerle alivio....

A mi perro no le gustan los otros perros ni las personas

Si existen personas que no se sienten cómodas en los espacios cortos junto a otras personas, ¿por qué un perro debe ser siempre amigable...